La llamada “Revolución bonita” de la que hablara el fallecido Hugo Chávez ha llevado a millones de venezolanos solo a huir de su tierra en busca de una calidad de vida, o los ha obligado a comer de la basura por la imposibilidad de adquirir alimentos. También ha robado la infancia y la inocencia de los más pequeños que deambulan por las calles para procurarse el alimento, de cualquier manera.
La emigración masiva de venezolanos ha dejado al descubierto la cruda realidad de cientos de venezolanos que deben recurrir a las maneras más insólitas para poder mantenerse en el exterior, entre ellas la prostitución de miles de mujeres, incluso profesionales.

Una cruel realidad fue denunciada en el programa Al Rojo Vivo, la prostitución de las niñas en La Guaira, para conseguir algo de comida. Se trata de pequeñas que compaginan la vida escolar en la mañana con el oficio de prostitución en las tardes o noches, por el que pueden percibir desde un dólar, y en algunos casos, una arepa como pago.

No te pierdas esta noticia, por la que encarcelaron a estos periodistas (Fotos+Impacto)

“.. sabes qué es chimbo, uno levantarse y no tener nada que comer. Yo duré dos semanas comiendo puro plátano, sancochado, frito, qué voy a hacer, nada, tengo que ir a sudarme…”, relata uno de los testimonios. Otra de las niñas, de apenas 13 años de edad, confiesa entre lágrimas que sus padres no le proporcionaban lo necesario, ni alimentos ni recursos para el colegio.

“.. sabes qué es chimbo, uno levantarse y no tener nada que comer. Yo duré dos semanas comiendo puro plátano, sancochado, frito, qué voy a hacer, nada, tengo que ir a sudarme…”, relata uno de los testimonios. Otra de las niñas, de apenas 13 años de edad, confiesa entre lágrimas que sus padres no le proporcionaban lo necesario, ni alimentos ni recursos para el colegio.

Los riesgos de la situación van desde el contagio de una enfermedad de transmisión sexual hasta un embarazo no deseado, problemática que ubica a Venezuela, entre los países con la tasa más alta. Se estima que uno de cada cuatro embarazos involucra a una menor de edad.

Lo que le espera a Maduro




Dejar respuesta