Nicolás Maduro compartió con Venezuela una anécdota sobre el asalto militar en el Fuerte Paramacay, en el estado Carabobo, que ocurrió este domingo.

que había llamado a un general y le dijo: “Disculpe, me están disparando. Luego lo llamo”.

Maduro aseguró que se comprometió a llamarlo después del enfrentamiento que ocurrió en este recinto militar entre un grupo de rebeldes uniformados contra miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

También puede leer:¡ÚLTIMA HORA! Asamblea Nacional Constituyente destituyó a la fiscal Luisa Ortega Díaz de su cargo

La periodista de Quinto Día Sebastiana Barráez confirmó desde temprano el alzamiento y la toma de la Brigada 41 Blindada del Ejército Bolivariano y reveló que el capitán de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Juan Caguaripano intentó hace unos años un movimiento militar que fue desmantelado por el ex jefe de contrainteligencia militar, Hugo Carvajal.

Barráez afirmó a través de su cuenta en Twitter que luego de ese primer intento, el oficial logró salir del país y regresó para comandar a un grupo de funcionarios con la finalidad de tomar la unidad militar.

“No es pote de humo. Caguaripano era parte de un grupo que fue desmantelado hace unos años tratando de tumbar al gobierno de Maduro”, explicó en la red social.

Aseguró que luego de quedar al descubierto fueron detenidos varios efectivos, sin embargo otros lograron huir.

Por otro lado, apunta que tras el ataque, en Caracas hay reforzamiento de los accesos al Fuerte Tiuna y se reportó la revisión de vehículos, así como el desplazamiento de unidades de seguridad hacia Valencia.

Video que le pueda interesar
Maduro: “No soy un dictador, pero a veces me provoca convertirme en dictador”