La liberación de los mas de 30 Presos políticos el día de ayer, por parte de la Comisión de la Justicia, la Verdad y Tranquilidad Pública de la ANC, no hizo más que evidenciar ante el mundo, el secuestro de los poderes públicos en Venezuela y la existencia de un Gobierno autoritario que mantenía secuestrado a un Grupo de Personas, que al mejor estilo de las FARC las tenían en Cautiverio a manera de mercancía que luego pudieran canjear.

La presidenta de la Comisión, Delcy Rodriguez se pronunció en horas de la mañana, que por sugerencia del Presidente Nicolás Maduro la comisión consideraría otorgar “beneficios” a los Presos Politicos que se encontraban privados de Libertad, bien sea porque tenían un proceso judicial abierto o estaban sentenciados por los hechos “violentos” ocurridos entre 2014 y 2017.

Los beneficiarios con esta medida podrían recibir medidas cautelares sustitutivas de privativa de libertad pero, para ello debían cumplir con el requisito impuesto por la ANC de presentarse ante la Comisión de la Verdad y comprometerse a no reincidir en los delitos cometidos. Sin embargo la mayoría de los presos políticos liberados, tenían ya boletas de excarcelación, algunos con medidas cautelares sustitutivas de libertad y otros con boletas de libertad plena con fechas que oscilaban desde los 7 meses hasta 18 meses de haberseles otorgado.

Otro grueso de los que se encontraban privados de libertad nunca habían tenido una audiencia preliminar, es decir, éstos estaban presos sin que se determinara a través del debido proceso, si habían elementos probatorios suficientes para mantenerlos en prisión.

El show montado ayer por la ANC no busca otra cosa que lavarle la cara al régimen y a toda costa ser reconocida su legitimidad. Sin embargo con lo sucedido ayer, es más que evidente, que los poderes públicos en Venezuela sí se encuentran secuestrados, que sí existen presos políticos en Venezuela y sí se violan los derechos humanos de los venezolanos.