Al cementerio San Francisco de Asís, detrás de Jardines de La Chinita, asistieron los vecinos y familiares de Soriangel Elizabeth Martínez Gutiérrez, de dos años, para darle el último adiós. Su madre, no estuvo presente en ese lugar, ella permanece detenida por presuntamente estar implicada en el asesinato de la niña.

El cuerpecito dentro de un pequeño féretro marrón, fue sacado de la casa de su abuela paterna donde se realizó el velorio. Eran las 10:00 de la mañana de este miércoles cuando la caravana partió con destino al cementerio, detrás de la carroza fúnebre iba un microbús que llevaba a los familiares una camioneta tipo Pick Up llevaba a los vecinos, quienes le dieron sepultura.

Soriangel fue hallada muerta por Aleixis Balza, la madre de su padrastro, el pasado lunes a las 9:30 de la mañana. Estaba en su casa ubicada en el barrio 19 de Abril, en Maracaibo, desde la noche anterior, cuando su mamá, María de los Ángeles Gutiérrez, se la llevó a la mujer para que la cuidara con la excusa de que saldría a trabajar.

La mujer le preparó su alimento, le dio de comer, y cerca de las 10:00 de la noche la acostó junto así hijo Argenis Pinto, quien es la actual pareja de Gutiérrez. Horas después la encontraría sin vida.

Algunos vecinos comentaron sobre la posibilidad de que Pinto fuera quien golpeó a la niña en la cabeza, como consecuencia de sus celos por las acciones de su novia.

Según lo reseñado por La Verdad, la pareja fue detenida por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), donde fueron sometidos a interrogatorios. Presuntamente, la mujer confesó que ella y su novio golpearon a la niña porque no paraba de llorar.

Ambos quedaron a disposición de la Fiscalía 35, del Ministerio Público.




Dejar respuesta