El expresidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, afirmó que su gestión en la estatal petrolera es la “más escrutada del país”, ya que a diferencia de otras instituciones del país, “Pdvsa se rige por unos procedimientos de auditoría internacionales”.

Asimismo, alegó que sus informes de gestión fueron entregados a la Asamblea Nacional, presidida por el presidente de la República, Nicolás Maduro, la primera dama, Cilia Flores, y el constituyente, Diosdado Cabello.

“Sería interesante que de esa caja fuerte donde dicen que salió un documento mío, salga también todo lo que se está omitiendo. Yo sí sé y tengo elementos que demuestran hechos de corrupción masivos con la asignación de dólares”, sentenció Ramírez en una entrevista ofrecida a Panorama.

En este sentido, cuestionó el destino de 45 mil millones de dólares que entregó al Cencoex como parte de su gestión de 2014, y los cuales habrían sido aportados directamente al mandato de Maduro para resolver la crisis económica que empezaba a azotar el país.

El Ejecutivo nacional “no tiene moral para ir contra mí”, aseveró haciendo referencia al caso de los “narcosobrinos” Flores, sentenciados a 18 años de cárcel en estados Unidos por tráfico de drogas.

Lo que ha pasado con estos juicios y estas sentencias que han ocurrido en el exterior nos dice que hay muchas cosas que revisar y esta gente no tiene moral para ir contra mí. Cualquier Fiscalía del mundo se abocaría a investigar las repercusiones de esos casos que se están juzgando en el exterior con lo que está pasando dentro de nuestro país”.

Agregó: “como eso hay muchísimos más y todo el mundo sabe que allí hubo un abuso y grosero de lo que son las facilidades que da el Estado”.




1 Comentario

Comments are closed.