El ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, dio inicio al Plan República este viernes desde el Patio de Honor de la Academia Militar en Caracas, de cara a las elecciones de la Asamblea Constituyente del próximo domingo 30 de julio.

Padrino indicó que este proceso es legal y constitucional y enfatizó que “nada ni nadie” puede limitar el libre tránsito de los ciudadanos, en clara alusión a los trancazos convocados por la oposición.

No te pierdas este vídeo

El ministro criticó “la escalada en el uso de armas” en las protestas, afirmando que no son pacíficas y rechazando que la violencia venga de parte de las fuerzas de seguridad del Estado.

Mira el vídeo


“Lamentamos todas las muertes producto de la violencia fascista en las calles de Venezuela”, manifestó Padrino, afirmando que más de 400 efectivos de la Guardia Nacional han resultado afectados.

GNB y La PNB mantienen en zozobra a los habitantes de la Urbina y Petare

Cita el articulo; “En los días de represión la gente del barrio cruza y nos ayudamos aquí en la resistencia”, manifestó un habitante de La Urbina. Ayer, en esa zona los gases lacrimógenos despertaron a los vecinos. Dos tanquetas de la Guardia Nacional Bolivariana se apostaron desde las 5:00 am en el puente 5 de Julio, viaducto que une a Petare con esa urbanización.

Los militares dividían especialmente a los vecinos, pero también fue la causa que los unió. Los habitantes de la calle 1-3 de La Urbina y  del barrio 5 de Julio fueron las primeras víctimas, en el este de Caracas, de la represión de los cuerpos de seguridad durante el paro cívico de 24 horas convocado por la Mesa de la Unidad. A las 6:00 am, en medio de los gases lacrimógenos, trancaron las vías, ignorando las tanquetas que llegaron de manera intimidante y dispararon antes de que los ciudadanos cerraran las calles.

“La GNB lanzó unas bombas para avisar que estaban ahí. Aquí estamos nosotros y nos quedaremos en este paro ciudadano, porque el país lo está desde hace rato”, expresó un vecino. En la mañana los ataques habían cesado, pero a las 4:00 pm llegó la PNB y reprimió.

“Fuera Maduro” y cacerolas se escucharon en medio de las detonaciones, que no impidieron las emboscadas de manifestantes. Los petareños y habitantes de La Urbina, armados de valentía, indignación, piedras y botellas, hicieron correr en varias oportunidades a los funcionarios que dispararon perdigones, lacrimógenas y lanzaron piedras.

Minutos más tarde, en un ambiente desolador, la represión intentó llegar a las calles de Horizonte. La PNB disparó desde la avenida Boyacá a los manifestantes que se encontraban en las avenidas Rómulo Gallegos y Sanz, e intentaban cerrar la Cota Mil.  Los funcionarios de seguridad no pudieron ingresar a la zona. Las calles estuvieron cerradas con ramas, troncos, cauchos, escombros y carteles.