Los inicios del 2018 solo han reflejado el hambre y la miseria del pueblo venezolano. Una existente revolución que a pesar de ganar terreno en el rechazo, todavía se mantiene golpeando y ocasionando caos en la sociedad venezolana.

Cansados del hambre, el pueblo se ha lanzado a las calles generando protestas y saqueos en diferentes partes del país. Específicamente en la ciudad de Caracas, en la avenida Fuerzas Armadas, los vecinos de la zona salieron a las calles para gritar  a los cuatro vientos que están cansados de que se burlen de ellos.

A través de la cuenta en la red social Twitter de la periodista Elyangelica González, se conoció que los ciudadanos salieron alrededor de las 9 de la noche. Más temprano, en la misma zona, los vecinos adyacentes a Roca Tarpeya protestaron por las fallas en la distribución de cajas y bolsas por parte de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

Silencio total… 

Los malestares iniciaron justo cuando Nicolás Maduro prometió la entrega de juguetes y perniles a través de los Clap, pero como era de esperarse, el Gobierno incumplió. A esto se le sumó el incremento salarial, el cual causó que los precios se triplicaran y los venezolanos lamentablemente se las vieran “bastante mal” estos primeros días del 2018.

A pesar de que los malestares y conflictos son inocultables a nivel nacional, el Gobierno se mantiene en silencio e ignorando la realidad caótica del pueblo.