El Consejo Nacional de Economía Productiva sería el escenario en que se llegaría a un acuerdo sobre modificaciones al sistema cambiario que rige al país desde hace 13 años y  nuevas medidas serían anunciadas por el presidente Nicolás Maduro el 6 de diciembre, pero ese día no ocurrió nada. Tampoco el 7 ni el 8 de diciembre. Así transcurrieron los días y 2016 terminó sin anuncios.

En una entrevista ofrecida a José Vicente Rangel, el ministro de Comercio Exterior, Jesús Faría, indicó que el gobierno de Maduro daría a conocer, el 6 de diciembre, medidas en materia cambiaria decididas con los empresarios. Estas tendrían como principal razón contrarrestar la “guerra económica”, a “Dólar Today” y los ataques que habría sufrido Petróleos de Venezuela.

Tal y como ocurrió el 17 febrero de 2016, cuando Maduro anunció que el Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad), destinado a sectores prioritarios de importación de alimentos y medicinas, pasaba oficialmente de 6,30 a 10 bolívares. Mientras que el Sistema Marginal de Divisas (Simadi) se transformaba en un “sistema complementario flotante”. En ese momento, el jefe de Estado indicó que en los días siguientes explicarían el nuevo sistema.

Los anuncios sobre la explicación se volvieron anuncios que informaban que vendrían medidas. No fue hasta el 9 de marzo que el entonces vicepresidente de Economía Productiva, Miguel Pérez Abad, dio a conocer que hasta final de 2016 se mantendría vigente un control de cambio con dos tasas: Divisas Protegidas (Dipro), que se estableció en 10 bolívares, y  Divisas Complementarias (Dicom), que inició en 206,92 bolívares y cerró el 30 de diciembre en 673,76 bolívares por dólar.

El Nacional.



Dejar respuesta