“Ser rico es malo”, la típica frase que profesan los chavistas para intentar ser humildes y ocultar los millonarios lujos que se dan, mientras el pueblo pasa trabajo y hambre. Uno de esos tantos revolucionarios que ha defendido la supuesta lucha de “los iguales” , y ha criticado las riquezas que “ofenden” a los pobres es Diosdado Cabello.

La familia del constituyentista lamentablemente nunca ha pasado desapercibida, a través de sus redes sociales no pueden ocultar la buena vida que les ha dado la miseria y decadencia del pueblo venezolano.

Los principales en mostrar sus lujos y comodidades son los hijos de Diosdado, que al parecer tienen “ahorrados” una buena cantidad de dólares para despilfarrar en lo que se les plazca. Este viernes, a través de la cuenta en la red social Instagram, se conoció un pedazo de vida “nada revolucionario” del hijo menor de Diosdado.

¡Qué bonito, qué bello!

Mientras los venezolanos sufren mil y un penurias para conseguir los juguetes del niño Jesús en estas navidades, el hijo de Cabello tiene la oportunidad de viajar por todo el país.

Además de publicar su buena vida con descripciones en el idioma del rechazado “imperio”, el hijo de Diosdado gasta millonadas vistiendo siempre elegante y de marcas reconocidas.

Como todo es en familia, no podía faltar la despampanante hermana que ha sido criticada también por sus caros y exquisitos viajes con el cantante Omar Acedo.

Dicen por allí que “todos son caimán del mismo pozo” y eso no es errado en lo que respecta a la familia del constituyentista Diosdado Cabello. Quien además de criticar, ofender, insultar a todo aquel que lucha por conseguir prosperar, forma parte de la cúpula corrupta que se ha enriquecido a costilla del dinero del país.