Pese a que la Organización Nacional de Salvamento y Seguridad Marítima de los espacios Acuáticos de Venezuela, ONSA, informó que un tiburón ballena había encallado en las playas de Puerto Francés, Higuerote, el pasado sábado, testigos del suceso afirman que el animal fue víctima de pesca ilegal y que se lo querían comer. Todo habría ocurrido ante la mirada complaciente de guardias nacionales.

La cuenta en Facebook Venezuela Submarina hizo la denuncia y aseguran que fueron los bañistas quienes salvaron a “Mancha” de la “anarquía de la comunidad de pescadores de Puerto Francés , los que mantienen permanentemente un red en el agua”.

“Como medios públicos, quisieron tapar un crimen por parte de pescadores de Puerto Francés, que mantuvieron cautivo durante un día a un tiburón ballena, afirmando que amaneció encallado, algo que es mentira. Un tiburón ballena el cual ataron de la cola y lo llevaron a la orilla (…) Se ha denunciado de manera recurrente que esta comunidad mantiene una red permanente en las cercanías de la Piedra Cagada, matando permanentemente a fauna marina. En varias oportunidades,  han muerto tortugas y las que hemos liberado ha sido a riesgo personal y hemos recibido amenazas de muerte. No es posible que esto ocurra ante la mirada de la Guardia Nacional. Mi persona y muchos turistas protestaron bajo amenaza de linchamiento y a punta de pistola. Lo dejaron y procedimos a liberarlo, es el segundo tiburón ballena, el primero fue asesinado en la noche y usan una grúa para sacarlos. Si no hacemos algo, esta gente que se escuda bajo una causa política va a destruir todo.  Exigimos que se saque esa red y sea decomisada, que se haga justicia, basta de anarquía son delincuentes en peñero”, se puede leer en la publicación compartida en Facebook.

En este video, se aprecia cómo los pescadores lo arrastraban hasta la orilla y varias personas que contemplaban la escena exigían que el animal fuese liberado.



Dejar respuesta