Cada año, el Gobierno nacional, encabezado por Nicolás Maduro, promete solucionar las problemáticas que afronta el país en materia de economía. Este, no fue la excepción, y es que uno de los alegatos del Ejecutivo para instaurar la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), era que a través de esta, se acabaría con la “guerra económica”, y se reducirían los índices hiperinflacionarios y regularían la economía nacional.

Sin embargo, una vez más, las promesas de la cúpula chavista han quedado en el recuerdo. Estos son algunos de los problemas que, por otro año, no fueron resueltos por Maduro y su tren de trabajo.

Hiperinflación

En septiembre, el Jefe de Estado prometió “afrontar y resolver el tema de los precios, la inflación inducida, el tema de la guerra económica, castigar a los bachaqueros” con la implementación de ocho leyes presentadas ante la Constituyente. Maduro dio a conocer, que una de las leyes permitiría realizar el control de precios de 50 productos básicos, mientras que del resto de las propuestas, se desconocen hasta la fecha.

Sin embargo, no es la primera vez que el gobierno intenta aplicar una norma para el control de precios, y es que el 27 de noviembre de 2003, el entonces mandatario, Hugo Chávez, aseguró que era una medida necesaria y estratégica, puesto que servía para atacar la especulación, la cual, incidía directamente en el incremento de las cifras inflacionarias.

Catorce años más tarde, el gobierno “revolucionario”, insiste en el control y no en la liberación de divisasque permita generar un mercado con mayor oferta, por lo que aplicar reiterativamente esta medida, solo ha generado un desequilibrio macroeconómico, que se ha querido paliar con el constante aumento de salario mínimo, lo que ha perjudicado aún más la economía venezolana. Hasta la fecha, la Asamblea Nacional calculó 1.369% de inflación acumulada en 2017, y según Econométrica, podría cerrar el año en 2.300 puntos porcentuales.

Las prórrogas del billete de Bs. 100

El pasado 04 de diciembre, el Banco Central de Venezuela (BCV) anunció la ampliación del cono monetario venezolano, el cual comprendería seis nuevos billetes y tres monedas, que entrarían en circulación desde el 15 de diciembre. Desde entonces, inició una serie de “imprevistos” que ocasionaron confusión y descontento en la población, y que hasta la fecha, continúan aquejando a la sociedad venezolana.

A tan solo cuatro días para la introducción del nuevo cono monetario, el Presidente de la República, anunció que los billetes de Bs. 100 saldrían de circulación en un lapso próximo de 72 horas, con el fin de acabar con las “mafias fronterizas” en Colombia e instó a los ciudadanos a depositar todos los billetes de la mencionada denominación en las diversas entidades bancarias.

Sin embargo, ante la ausencia de los nuevos billetes, el 29 de diciembre, por segunda ocasión, el primer mandatario nacional, extendió la circulación del billete de Bs. 100, el cual sería aceptado en todo el país hasta el 20 enero. La historia se repitió de mes en mes. La tardía inclusión del nuevo cono monetario y las pocas piezas disponibles en el mercado, impidió al Ejecutivo, retirar la denominación, siendo el pasado martes, la octava medida para mantener en circulación el billete, el cual, estará vigente hasta enero de 2018.

Dólar Today

En noviembre de 2013, durante una cadena obligatoria de radio y TV, Maduro  anunció el cierre de 5 páginas web relacionadas con el precio irreal del dólar, conocido como dólar paralelo. El Jefe de Estado señaló que fue deshabilitado el acceso a dolartoday.com, tucadivi.com, lechugaverde.com, dollarparalelovenezuela.com. 

El chavismo responsabiliza a Dólar Today por devaluación del “Bolívar fuerte” a través de una supuesta guerra económica.  La obsesión con el portal ha sido tan intensa, que el BCV lo demandó en Estados y lo acusó de crear una “apariencia de hiperinflación” en el país. La justicia estadounidense desestimó la acusación.

Otra medida del Gobierno para intentar aplacar a DT,  fue establecer sanciones a las personas naturales o jurídicas que incurran en actividades ilícitas con divisas. Entre las normativas se estipula hasta 12 años de cárcel para quienes promocionen, comercialicen o determinen los precios de bienes y servicios utilizando como referencia un tipo de cambio distinto a los permitidos por la normativa cambiaria.

No obstante, hasta la fecha, parte del mercado venezolano continúa guiándose por la tasa estipulada por Dólar Today. En agosto de este año, Maduro ordenó al ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, meter preso a “todo aquel que pretenda especular y subirle los precios a los productos de manera abusiva y criminal”, basado en el dólar paralelo.

“Hay que dar la batalla duro contra los especuladores que fijan precios a través de Dolar Today comprando productos en Venezuela, produciendo en Venezuela los quieren vender al precio del dólar terrorista de Miami. Eso no lo permitiremos, mano dura, mano de hierro”, sostuvo el mandatario, quien no ha podido exterminar la página de cotización online.