El mandatario Maduro acusó a Portugal de sabotear la entrega de pernil en Venezuela, mientras que Diosdado Cabello aseguró que los inconvenientes con la entrega de este producto, a través de los Clap, y el abastecimiento de gasolina se deben a los bloqueos por parte de Estados Unidos.

Lo cierto es que el pernil se ha convertido en el tema de conversación de todos los venezolanos, ya sea porque, no hay o porque si existe, presuntamente está rancio. Falsa promesa electoral. Engaño al pueblo, pues.

Y sobre este asunto, la empresa Bolivariana de Puertos (Bolipuertos) desmintió una información que circula en las redes sociales, sobre el hallazgo de 179 toneladas de pernil podrido entre Vargas y Puerto Cabello.

En las redes sociales aseguraban que 137 toneladas de pernil en Vargas, iban a ser entregadas la primera semana de enero, y que la carne se había dañado porque las cavas enfriadoras fallaron debido a un colapso de las plantas eléctricas.

Bolipuertos, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Transporte, indicó en la red social Twitter que la información es totalmente falsa e invitó a los venezolanos a no hacerse eco de rumores.