Los autoniminados seguidores de la gestión de la  fiscal destituida, Luisa Ortega Díaz, informaron sobre la versión que manejan de la detención del actor Manuel “Coco” Sosa, anunciada por Tarek William Saab este miércoles.

La versión de Saab era que Sosa estaba siendo buscado por haber estado en casos de corrupción por al menos dos millones de dólares con una filial de la petrolera venezolano, incluso citado hace dos meses por el caso.

Mientras la cuenta de adeptos de Ortega, aclara que esto es un show del actual fiscal debido a que posee intereses en una empresa de donde es socio con el actual novio de la hija de Chávez, María Gabriela.

“Para la detención de Sosa, Tarek negoció con el actual marido de María Gabriela Chávez, quien se llama Roberto Leiba, la empresa de Leiba está involucrada en una investigación gigantesca de la compra irregular de buques con dólares de Cadivi”.

Aclaran que la empresa está en Anzoátegui, donde Saab y Leiba tienen muchos intereses. “El testimonio de Sosa servirá para desvirtuar investigación”, explica la cuenta @dignidadmp.

Hay versiones que apuntan a “pote de humo” y de guerra entre carteles de droga que hacen vida en Venezuela, habría que ver si realmente van a dejar al actor preso o si simplemente es politiquería camino a las elecciones.

La hija de Chávez tuvo una fugaz relación con Sosa, publicó fotos en sus redes sociales y a él se le pudo ver en el entierro del “comandante”. De igual manera estuvo en actos políticos del Psuv y acompañando a Maduro.