Hace meses, la actriz hizo pública su rencilla con el “camarada” Winston Vallenilla, manifestando sentirse estafada por el incumplimiento de un pago, pero no en los bolívares “fuertes”, sino en divisas con el fin de costear los estudios de su hijo bien lejos de la “patria, patria querida”.

Luego del escándalo protagonizado por la actriz Gigi Zanchetta en contra de su “camarada” Winston Vallenilla, incluso con una carta pública donde exigía el pago de una suma de divisas por su participación en el proyecto Vivir para amar, reapareció en un establecimiento de Caracas.

Sin pueblo!! A Nicolás solo le queda el chantaje y la extorsión

La imagen de Zanchetta causó impresión y sorpresa ya que parecía una evidencia o un fiel reflejo de lo que representa el llamado “socialismo del siglo XXI”: Desaliñada, mucho más delgada, demacrada y hasta desempleada, según lo que la misma Zanchetta le relató a la cajera de un establecimiento.

Las imágenes fueron publicadas por una usuaria de la red social Twitter y los comentarios sobre la extraña aparición fueron múltiples. Incluso, logró grabar un video. Aunque las imágenes carecen de audio, la tuitera aseguró que Gigi Zanchetta le comentó a la cajera del lugar, que se encontraba desempleada en la actualidad.

Su outfit también mereció varios comentarios en las redes, entre quienes se refirieron a la incoherencia de un vestido con botas de invierno en una calurosa ciudad, y aquellos que expresaron que “tiene menos carne que la empanada que se comió Maduro”, notando la delgadez de actriz que no dudó a poner su “rodilla en tierra”.

Mirando al pasado

“Hugo Chavez Frías fuiste un gigante un líder que su pueblo amó y amará por el amor que les distes, la inclusión y el amor a La Patria!”, fue el mensaje posteado por la actriz Gigi Zanchetta pocos meses después de expresar su voto a favor del entonces candidato presidencia Henrique Capriles.

Desde entonces, y pese a las críticas de sus seguidores, la venezolana no dudó en “enchufarse” en la repartición de cargos y beneficios a todo cuanto “artista” expresara su apoyo a la llamada revolución, pasando a convertirse en la “camarada”  de un grupo integrado entre otros por Roberto Mesutti, Jorge Reyes, Carlos Guillermo Haydon, Susej Vera y Laila Succar, ahora residenciada en México.

No pasaría mucho tiempo para que la luna de miel acabara con un reclamo en contra de su “amigo” Winston Vallenilla – quien no ha dudado en despacharse y darse y el vuelto desde la presidencia del canal Tves – a quien le exigió el pago de una suma ¡en dólares! por su participación en un proyecto televisivo.