Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras, consideró que el Gobierno nacional aplica excesivos controles que dificultan la productividad de las empresas que aún se mantienen en el país y aseguró que la mayoría laboran a un 35 % de su capacidad y con una caída a la mitad de sus trabajadores.

El vocero empresarial lamentó que Venezuela sea noticia por “actos vandálicos, saqueos, éxodo masivo de conciudadanos, calles llenas de personas buscando en la basura algo que comer, familiares que viven la angustia de no encontrar medicamentos para sus enfermos”.

Nuestro país muere de mengua. No es difícil vivir de un modelo económico hoy llamado plan de la patria que solo ha traído miseria y destrucción”, reprochó.

Criticó que el Gobierno nacional utilice la “guerra económica” como una excusa para justificar los errores de las políticas económicas implementadas que, denunció, han arruinado la hacienda pública y han desarrollado los mercados clandestinos.

Martínez insistió que el sector privado cumple un papel fundamental en la solución a la crisis económica que atraviesa la nación.

“A Venezuela le hace falta líderes políticos con verdadero apego a la patria donde los supremos intereses del país deben estar por encima de las agendas personales. Requerimos gobernantes que apuesten por futuro mejor para nuestros hijos”, dijo.