La inseguridad sigue en escalada. Salir a las calles se ha convertido en todo un reto para el ciudadano, que difícilmente conoce cuándo se convertirá en la próxima víctima de la maldad, mientras las autoridades evidentemente  se mantienen más ocupadas en continuar acaparando el poder.

Un ciudadano de nacionalidad peruana casi no cuenta lo sucedido tras dejarse llevar por su curiosidad y arriesgarse a inspeccionar un bolso sospechosamente abandonado en plena calla en la urbanización El Paraíso, en Caracas.

La periodista Lysaura Fuentes indicó a través de su cuenta en Twitter que esta persona observó un bolso en plena calle, lo levantó y en ese momento se generó la explosión de un artefacto.

El ciudadano fue trasladado a un centro de salud cercano donde le fue amputada la mano derecha a causa de la explosión. Funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) llegaron al sitio del hecho para recabar evidencias e investigar el tipo de artefacto que generó la explosión.

Este tipo de prácticas no son del todo nuevas, sobre todo en la ciudad de Caracas, aunque suele ser cada vez más comunes, lo que alerta a los ciudadanos de a pié. A mediados de este año un tipo de explosivo fue detectado en plena estación del Metro en La Hoyada, lo que ameritó la evacuación de los usuarios; también fue hallada una granada fragmentaria  en las escaleras de la Torre Sudamérica del Rosal, en la avenida Francisco de Miranda.