Un olor a podrido fue lo que encendió las alarmas en el sector Valle Dorado de la comunidad Guaremal del Municipio Guaicaipuro. “Pensamos que se trataba de un cadáver que habían lanzando en la zona, jamás que se trataba de comida”, comentó María Guerra, residente de la zona.

Al final de la carretera, en una sector conocido como Vuelta Blanca, dentro de varias bolsas fueron lanzadas al barranco toneladas de pernil y otros productos que, según denuncian vecinos, conformaban el llamado “combo hallaquero” que vendió Corpomiranda la semana pasada en la entidad.

“Botaron hasta hojas de hallaca, tanta gente pasando hambre, tantos vecinos que pasaron horas para comprar los fulanos perniles para que los botaran así”, denunció Guerra,

El hallazgo ocurrió el fin de semana y de acuerdo con los habitantes de la zona, la necesidad llevó a muchos a recoger del barranco algunas piezas desechadas para comer,

“es un peligro, estamos hablando de carne en evidente descomposición, desconocemos qué día la botaron pero quienes viven por acá cerca especulan que pudo ser el propio 31 de diciembre”, precisó una vecina.

Carmen Osorio, habitante de Palo Alto, denunció el martes que adquirió uno de los llamados combos tras varias horas de cola y el pollo, según relató, “tenía gusanos y la carne estaba podrida”.

Detalló que hizo un “gran sacrificio” para destinar 6 mil bolívares de su pensión para comprar los referidos productos que destinaría para la elaboración de la cena de Año Nuevo. “Perdí el dinero y no pudimos cenar nada ese día”, agregó.