Con el control de la disctribución de combustible y con sus propias refinerías no se justifica que la Estatal PDVSA tenga problemas para abastecer el mercado de gasolina en el país sin embargó sus directivos han argumentado que el problema de desabastecimiento se ha originado por las Sanciones impuesta al Gobierno venezolano por parte de los Estados Unidos. Así lo estimaron Eulogio del Pino, presidente de petróleos de Venezuela, y Robert Colina, secretario general de la Empresa de Transporte Nacional de Combustible

Desde el estado Nueva Esparta, en donde la escasez de combustible es grave, Del Pino informó el miércoles en la noche que el problema se produjo a raíz de las sanciones impuestas por la administración Trump.

Reveló que un buque que llevaba gasolina para la isla permanecía fondeado porque “en Estados Unidos se retrasó el pago de la importación (de combustible)”.

“Los buques necesitan otros requisitos de acuerdo a estas sanciones que fueron impuestas a Venezuela. Para que un pago se haga efectivo, tarda tres o cuatro días, porque empiezan las oficinas de fiscalización norteamericanas a chequear la procedencia, a validar y están sujetas a esas medidas unilaterales que tomaron (Estados Unidos)”.

Por su parte, Robert Colina, secretario general de la empresa de transporte nacional de combustible, dijo a El Pitazo que el desabastecimiento de gasolina es “muy puntual en algunos sitios y estamos trabajando para que se normalice la distribución. En la empresa tenemos unas 1.900 gandolas, de las cuales solo el 10% no están activas por un tema de mantenimiento. Venezuela consume 398 mil barriles de combustible al día y es la cantidad que estamos repartiendo. Lo que ha pasado es una interrupción leve en el ciclo de distribución, tras el paso de los huracanes en la zona del Caribe”.

Argumentó que “se han presentado dificultades en el transporte de buques o cabotaje de gasolina. Producto de las masas altas en los mares, los buques que transportan la gasolina de Cardón hasta Guaraguao, Carenero y El Palito quedaron afectados por el mar de leva. Esta es una situación que escapa de nuestras manos y que pronto culminará”.

Es de recordar que el Gobierno tiene el control de la distribución de la gasolina en el país mediante la gestión de la empresa de transporte nacional de combustible. No hay posibilidad de que alguna privada participe en el negocio, pues este fue declarado estratégico luego del paro petrolero de 2002. Analistas independientes han señalado que este es uno de los problemas de fondo que afectan la entrega oportuna de combustible a las estaciones de servicio, todas propiedad del Gobierno.

Insistió Colina en que  PDV Marina “aplica sus dispositivos de seguridad para resguardar los buques con gasolina; no podemos enfrentar a un fenómeno natural”.

Dijo a este medio digital que en el país hay seis distritos de distribución de combustible: Guayana, Oriente, Los Andes, Occidente, Centro y Metropolitano, “y solo en zonas costeras hemos tenido problemas muy puntuales. En Occidente y Centro no ha habido mayores problemas. La gasolina que sale desde el centro de refinación de Paraguaná (en Falcón) hacia Puerto La Cruz sí ha presentado bajos inventarios”.

Finalmente, insistió en que no solo son factores climáticos los que afectan la distribución de combustible. “El Gobierno ha enfrentado una guerra económica y a los guarimberos, que han obstaculizado las vías de suministro, especialmente en la zona andina. Ya hemos derrotado esa contingencia, por lo que muy ponto volverá la normalidad en la entrega de gasolina a las estaciones de servicio. Pedimos al pueblo paciencia”.