Las campanadas de medianoche comenzaron a oírse para marcar el inicio del 2018 en varios países, comenzando por Asia, para luego pasar Medio Oriente, Áfria, Europa y culminar su ruta de festejos en América, con luces y espectáculos para despedir el 2017.

Australia

La ciudad australiana de Sídney fue una de las primeras en dar la bienvenida a 2018 con una espectacular cascada arcoiris de fuegos artificiales desde el puente de la Bahía, para conmemorar la reciente legalización del matrimonio homosexual, en medio de fuertes medidas de seguridad.

Cerca de 1,5 millones de personas se congregaron para ver el espectáculo de pirotecnia sobre el histórico puente y el icónico edificio de la Ópera.

“Es una forma maravillosa de despedirse de 2017, el año en que cuatro de cada cinco habitantes de Sídney pronunciaron un rotundo ‘sí’ a favor de la igualdad en el matrimonio”, declaró Clover Moore, alcaldesa de la ciudad australiana.
Antes, miles de personas ya habían celebrado en la mayor ciudad de Nueva Zelanda, Auckland, el cambio de año, con un castillo de fuegos arficiales desde la Sky Tower.

Las campanadas de medianoche continuaron sonando luego en todo el mundo desde Asia, pasando por Oriente Medio, África, Europa y finalmente América.

Hong Kong

En Hong Kong, se lanzaron “estrellas fugaces” desde las azoteas de los edificios en un espectáculo pirotécnico y musical de diez minutos de duración.

En Yakarta, unas 500 personas dieron el “sí, quiero” en una boda colectiva organizada por el gobierno indonesio.

En Tokio, los habitantes suelen pasar la Nochevieja con sus familias, aunque muchos jóvenes se dirigen hacia el centro de la ciudad para la cuenta atrás del Año Nuevo.

Dubái

La ciudad de Dubái sustituyó sus fuegos artificiales de medianoche por un espectáculo luminoso en la torre más alta del mundo, acompañado por música.

Rusia

En Moscú, los mayores bulevares y plazas se adornaron para acoger el Año Nuevo, con fuegos artificiales en 36 lugares claves.

Londres

Nueva Zelanda

Filipinas

Francia

En París, cientos de miles de personas acudieron a los Campos Elíseos, donde se llevará a cabo un castillo de fuegos artificiales y un espectáculo de luces en el Arco del Triunfo. Se movilizarán cerca de 140.000 policías, gendarmes y soldados en todo el país para hacer frente a la amenaza yihadista.