La inocencia de Soriángel  Elizabeth Martínez Gutiérrez la apagaron con una golpiza.  La pequeña de 2 años murió la madrugada  del pasado lunes,  en casa de la madre de su padrastro, en el barrio 19 de Abril, de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante.

“Su mamá me la dejó el domingo a las 8:00 de la noche,  porque iba a trabajar. No le vi nada extraño. A las 10:00 pm le di el tetero. En la mañana fui a despertarla a las 9:30 am y estaba fría. Estaba muerta mi niña. Tenía sangre en su boca y un gran golpe en la cabeza”, contó desconsolada Aleisy Balza, quien cuidaba a la infante en su vivienda desde hace seis meses, cuando su hijo comenzó una relación con la mamá de la niña.

Vecinos denunciaron que la madre de la víctima, María de los Ángeles Gutiérrez, de 20 años,  “siempre golpeaba a Sori cada vez que podía. Se escuchaban los correazos y los gritos de la nené”.

TIERRUO!! Fue calificado el lenguaje de señas de Maduro con Erdogan, NO TE LO PIERDAS!!

Los gritos de desesperación de Balza acabaron con la paz en el barrio. La tía de Soriángel la llevó en brazos hasta un ambulatorio cercano, donde certificaron su muerte.

“Mi hija llamó a la madre y le dio la mala noticia. María llegó ebria al ambulatorio. Le dijo a los médicos que Soriángel se cayó el domingo y por eso tenía el golpe en la cabeza. No le creyeron”, contaba  la abuela paterna de la víctima.

El padre de Soriángel, José David Martínez manifestó entre llanto: “Me cansé de pedirle que me diera a Soriangel, que yo la cuidaba y ella hiciera con su vida lo que quisiera, pero nunca quiso. Ahora me mató a mi única hija”.

RASPAOOO!! CON LAS MATEMÁTICAS (VIAJA EN KILÓMETROS CUADRADOS)

En la calle 69 de la barriada, ayer, vecinos, familiares y amigos llegaron a la casa de la abuela paterna para despedir a la bebita. En la sala estaba el  féretro marrón, detrás de este, una cortina blanca con su nombre escrito en foami. Destacaban palomas multicolores.

José David no dejaba ni un momento sola a su hijita. Mientras que Balza, en el porche,  estaba destrozada del dolor.

María de los Ángeles y su pareja Argenis Pino (20) fueron detenidos por el Cicpc. “Ella durante el interrogatorio confesó que golpearon salvajemente a la niña porque no dejaba de llorar”, indicó una fuente de la policía.

Anoche, desde el cuerpo detectivesco se  dijo que  la autopsia determinó que la causa de la muerte fue por hemorragia interna producida con objeto contundente.

“Se determinó que la progenitora  le entregó la niña a su novio, Argenis Pino Balza,  para ir a una fiesta, regresando el dia siguiente a la vivienda, encontrando sin vida la niña. Quedaron detenidos y el caso quedó a  disposición de la Fiscalía 35 del Ministerio Público”.

Soriángel  Elizabeth Martínez Gutiérrez, presentó hematomas en la cabeza y desnutrición.