A solo días de haber iniciado el mes de enero los estragos de la crisis se hacen más fuertes, y es que gracias a un incremento salarial del 40%, el alza de precios incontrolables y la evidente escasez,  los venezolanos padecen de los llamados “desespero”. Aunque no es razón suficiente para actuaciones vandálicas, el pueblo se apoya del hambre para ocasionar desastres en los negocios.

Para este martes, otro conato de saqueo se suscitó en una panadería ubicada en la avenida Universidad de la Candelaria en la ciudad de Caracas. Un grupo de personas se apostó en la entrada de la panadería e intentaron llevarse el pan a la fuerza. La información se conoció a través de la cuenta en la red social Twitter del coordinador del Frente Norte Caracas, Carlos Julio Rojas. Tras conocerse que sacarían el producto, el grupo de personas no dudó en amontonarse y hacer fuerza para lograr adquirir el pan.

A pesar de haber estado organizados en cola, las personas se desesperaron por comprar y comenzaron a empujarse, por lo que se presumió que la turba comenzaría a saquear el local.  Este hecho se originó a pocas cuadras del Palacio de Miraflores, donde Nicolás Maduro goza divinamente su vida de presidente, mientras el pueblo pasa hambre.