La “Revolución Bolivariana” se convirtió en un nicho de hombres y mujeres adinerados, que al son de la “defensa de la patria” y el “legado de Hugo Chávez” han sumido al país en una profunda crisis humanitaria, llena de escasez de alimentos, insumos, poca calidad de vida mientras se roban el dinero del Estado sin mirar atrás.

En Venezuela si existe una burguesía, no son los dirigentes opositores que el régimen llama y denigra, es la misma cúpula del poder en la era “Bolivariana” que se ha encargado de enriquecerse a costa el dinero del Estado. Uno de ellos es Tareck El Aissami, actual vicepresidente de Venezuela, quien el gobierno de Estados Unidos congeló sus activos e impuso sanciones en el mes de febrero por vínculos con el narcotráfico.

Según la Casa Blanca, las autoridades estadounidenses han hallado más de 500 millones de dólares en activos a nombre de él y sus testaferros, aseguró uno de los funcionarios del gobierno de Donald Trump, Michael J. Fitzpatrick.

“Lo que tenemos que hacer es sancionar a las personas y en segundo lugar pedir a los bancos financieros buscar que activos y congelarlos, pero le puedo dar un ejemplo en febrero de este año sancionamos al actual vicepresidente Tareck El Aissaimi y desde febrero hemos encontrado cientos de millones de dólares, o sea alrededor de medio mil millones de dólares en los Estados Unidos, a nombre de él y sus testaferros”, dijo.

Por otra parte, el alto funcionario aseguró que no sólo Estados Unidos está trabajando en buscar más dinero de El Aissami sino también países aliados. “La pregunta es, ¿en qué otra parte del mundo tiene más dinero?, vamos a investigarlo vamos a colaborar con la investigación de Odebrecht, estos crímenes transnacionales son complicadas para investigar, pero vamos a investigar con muchos aliados porque esta plata debe regresar a Venezuela”.

La información salió a la luz el mismo tiempo que 13 funcionarios del régimen de Maduro también eran sancionados por el gobierno de Estados Unidos, por abusos contra los derechos humanos, corrupción y acciones contra la democracia en Venezuela. Entre ellos, Elías Jaua, Tibisay Lucena, Néstor Reverol, Tarek William Saab y otros.