La hija de Guillermo Dávila, dijo que al exponer esto públicamente podría ayudar a otros a buscar información sobre sus padecimientos.

María Elena Dávila, hija de Chiquinquirá Delgado, reveló a través de sus redes sociales que padece una enfermedad incurable.

“Desde hace muchos años tengo una enfermedad que se llama Hashimoto [o Tiroiditis crónica]. No hay cura, es de por vida y nadie sabe cuál es la causa. Es una enfermedad autoinmune donde tus anticuerpos atacan a tu tiroides. Muchísimas personas sufren de esto, ¡muchas sin saberlo! Por ahora, estoy recuperando todo el tiempo perdido con un tratamiento incorrecto y aprendiendo cómo adaptar mi vida a esta enfermedad que mucho me quitó, me enseñó y seguirá enseñando”, expuso la actriz venezolana en su cuenta de Instagram.

La condición, Dávila la cataloga como “horrible”. “Por fuera uno se ve normal y, por eso, a veces es difícil que la gente comprenda cuando intento explicar. Me la diagnosticaron cuando tenía 10 años, durante 15 años los síntomas, poco a poco, se volvieron más fuertes, pero los doctores seguían dándome el mismo tratamiento. La tiroides controla tus niveles de energía, estados de ánimo, peso. Si el cuerpo es un carro, la tiroides es el acelerador. Muchos días no me podía parar de la cama, porque químicamente mi cuerpo no podía funcionar. Se los juro que a veces me costaba hasta mantener una conversación con alguien porque estaba exhausta”, aseveró.

Asimismo, explicó que sus médicos le decían que sus niveles en el cuerpo estaban bien. Inclusive, que se resignó a vivir con el hecho de que sentirse mal era normal. Sin embargo, cansada de su malestar, investigó a profundidad sobre la enfermedad. Entonces, consiguió la ayuda médica que necesitaba.

“Conseguí un doctor que me escuchó y un tratamiento que, poco a poco, me ha hecho sentir mejor. Básicamente antes me daban una hormona que mi cuerpo no produce y ahora me dan varias. Un cambio sencillo, en palabras, pero inmenso para mí… Es una pastilla, pero también es lo que puedo y no puedo comer, los ejercicios que puedo y no puedo hacer, etc. Siento que es un nuevo comienzo para mí y se los quería compartir… Cuídense, infórmense, no se conformen. Si me hubiese conformado seguiría sintiéndome mal”, afirmó la hija de Guillermo Dávila, quien dijo que esperaba que al exponer esto públicamente pudiera ayudaría a otros a buscar información sobre sus padecimientos.

 

Quiero compartirles algo. Porque aunque todo se vea bonito en Instagram no significa que la vida de ninguno es perfecta. Desde hace muchos años tengo una enfermedad que se llama Hashimotos. No hay cura, es de por vida y nadie sabe cuál es la causa. Es una enfermedad autoinmune donde tus anticuerpos atacan a tu tiroides. Muchísimas personas sufren de esto, muchas sin saberlo! Por ahora, estoy recuperando todo el tiempo perdido con un tratamiento incorrecto y aprendiendo cómo adaptar mi vida a esta enfermedad que mucho me quitó, me enseñó y seguirá enseñando. No les voy a mentir es HORRIBLE. Por fuera uno se ve normal y por eso a veces es difícil que la gente comprenda cuando intento explicar. Me diagnosticaron cuando tenía 10 años, durante 15 años los síntomas poco a poco se volvieron más fuertes pero los doctores seguían dándome el mismo tratamiento. La tiroides controla tus niveles de energía, estados de ánimo, peso. Si el cuerpo es un carro, la tiroides es el acelerador. Muchos días no me podía parar de la cama porque químicamente mi cuerpo no podía funcionar. Se los juro que a veces me costaba hasta mantener una conversación con alguien porque estaba exhausta. Yo no entendía que pasaba, los doctores decían que mis niveles estaban bien! Por años me resigné a pensar que sentirme mal era normal, que esa sería mi calidad de vida. Un buen día me cansé de aceptar sentirme mal, me informé, hice una investigación tipo FBI de la enfermedad y conseguí un doctor que me escuchó y un tratamiento que poco a poco me ha hecho sentir mejor. Basicamente antes me daban una hormona que mi cuerpo no produce y ahora me dan varias. Un cambio sencillo en palabras pero inmenso para mi. Es un proceso, un cambio de estilo de vida para siempre. Es una pastilla, pero también es lo que puedo y no puedo comer, los ejercicios que puedo y no puedo hacer etc. Siento que es un nuevo comienzo para mí y se los quería compartir. Uno nunca sabe las penas ni los sufrimientos del otro. Y todo esto de las redes sociales es prácticamente una ilusión. Cuídense, infórmense, no se conformen. Si yo me hubiese conformado seguiría sintiéndome mal. Gracias por leerme, compartir esto me da un poco de paz♥️

Una publicación compartida de Maria Elena Davila (@maelenadavila) el