La escasez es un hecho. Consecuencia de las erradas políticas y medidas que Nicolás Maduro ha establecido. El país con una coyuntural crisis económica, parece no tener una puerta de salida, aunado al devaluado sueldo mínimo que devenga un trabajador y los incontrolables precios del mercado, obligan a los ciudadanos a resolver el hambre de una manera “poco inusual”.

La crisis, devaluación y desabastecimiento no sería impedimento para buscar un resuelve, la única diferencia es que la solución para muchos, es una práctica grotesca para otros. Como si se tratase de una selva, los venezolanos han acudido a la caza de animales “no comestibles”, proceden con su desollamiento, limpieza y preparan para comer e incluso vender.

El video fue compartido a través de Twitter por el periodista Andrews Abreu, quien detalló que esta situación ocurrió en la vía principal de la Vivienda Popular de Los Guayos, en el estado Carabobo. En el audiovisual se muestra a un hombre descuartizando a un perro para poder alimentarse con su carne porque no tenía nada para comer.

 “Se ve y no se cree, ¿cierto?”, expresó un ciudadano mientras grababa al hombre quitando el cuero del animal con un cuchillo.
El Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas), reveló que la Canasta Básica Familiar (CBF) del mes de enero se ubicó en 35.392.706,24 bolívares. La variación que hubo en relación a enero 2017, es de 4.152,6%, que representa 34.560.446,87 bolívares, 139 salarios mínimos.
https://twitter.com/AndrewsAbreu/status/970454982066606080