El dirigente sindical Iván Freites dijo que era difícil cuantificar el tamaño del derrame, pero que era significativo y podría ser de alrededor de 200.000 barriles, incluyendo gasolina y gasoil
Un tanque de decantación de la refinería de Amuay (Falcón) en Venezuela se desbordó esta semana y los productos se han derramado, contaminando la bahía cercana y manchando los tanqueros, según informaron un líder sindical y dos trabajadores de la refinería a la agencia de noticias Reuters.
Las fuertes lluvias de lunes y martes en la península de Paraguaná, así como la falta de mantenimiento, provocaron el derrame, aseguró Iván Freites, dirigente sindical petrolero.
Dijo que era difícil cuantificar el tamaño del derrame, pero que era significativo y podría ser de alrededor de 200.000 barriles, incluyendo gasolina y gasoil.Dos trabajadores de la refinería propiedad de la petrolera estatal PDVSA, confirmaron el incidente y pidieron permanecer en el anonimato porque no están autorizados a discutirlo.
“El FORS 1 (tanque de decantación) se desbordó y hay petroleros manchados, molestaron a varios capitanes”, dijo uno de los trabajadores.
PDVSA y el Ministerio del Petróleo no respondieron de inmediato a una solicitud de información por parte de Reuters.

¡INCREIBLE! Lo que encontraron estos periodistas en Tocorón (Fotos+Impacto)

El Centro de Refinación Paraguaná, que comprende a las refinerías Amuay y Cardón, ha reducido repetidamente la producción en los últimos meses, lo que ha contribuido a la escasez intermitente de combustible en el país. El centro está operando a aproximadamente un tercio de su capacidad de 955,000 barriles por día, de acuerdo con Freites y documentos que PDVSA hizo públicos a principios de este mes.

El último derrame confirmado por la estatal petrolera fue el 9 de febrero de 2015, cuando PDVSA atribuyó un derrame de crudo liviano que afectó a la bahía de Amuay, a “las torrenciales lluvias registradas en la península de Paraguaná”, que habrían generado “cambios en la dirección del viento” y, en consecuencia, la fuga del hidrocarburo.

Trágica realidad en Venezuela




Dejar respuesta