A una semana del desbordamiento del río Las Mercedes, en Choroní, Santiago Alejandro Alonso Soldner, niño de 4 años continúa desaparecido. Se tiene pautado que las labores de rescate se paralicen este martes, pero sus familiares claman por la extensión de la misma.

Los padres del niño murieron en el mismo hecho. Su hermana, María Gabriela, ha movido cielo y tierra para conseguir una respuesta, pero estos siete días no han sido suficientes. “Hasta que no vea un cuerpo puedo seguir creyendo que mi Santi está vivo”, dijo durante un contacto telefónico con voz entrecortada.

Santiago ha sido la única víctima reportada como desaparecida. Quienes se han dispuesto para su búsqueda no cuentan con los recursos de logística necesarios, por lo que el apoyo del Gobierno es primordial para esclarecer el caso.

Al tener nacionalidad española, sus familiares acudirán al consulado de este país europeo, a fin de pedirles que intercedan y pueda realizarse la búsqueda por un plazo mayor.