El arquero alemán Robin Zentner hizo el total ridículo en pleno partido de la Bundesliga entre Borussia Mönchengladbach y el Mainz 05, que finalizó con empate (1-1).

El guardameta de 23 años recibió un pase de su compañero y luego de controlar la pelota, buscó a algún jugador a quién devolverle el balón.

Sin embargo, Zentner no se percató que la pelota había seguido su camino y no estaba en el lugar donde él creía que la había dejado. Finalmente pateó al vació y se percató que había confundido el punto penal con el balón.

Jugadores del otro equipo intentaron tomar ventaja de este fallo pero un defensa del Mainz ayudó a sacar el balón del campo y evitó que el error de su portero terminara en gol.




Dejar respuesta