A dos años de haber sido detenidos los sobrinos presidenciales, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, aún se mantienen las expectativas sobre su caso, pese a que ya fueron declarados culpables por conspirar para introducir y distribuir 800 kilos de cocaína al territorio norteamericano desde Haití.

En un trabajo publicado por la periodista Maibort Petit para Venezuela Al Día, reseña que una fuente ligada al caso de los sobrinos Flores, informó que directamente desde Venezuela se han comenzado a tender puentes que buscan una negociación con el Gobierno de los Estados Unidos “que permita obtener una pena menor a la solicitada por la fiscalía”.

Dado que se acerca la fecha para que el juez Paul Crotty del Distrito Sur de Nueva York, lea la sentencia final de los acusados, la referida fuente aseguró que desde Venezuela estarían proponiendo entregar información privilegiada a cambio de una condena menos severa. Sin embargo, esta información aún no ha sido confirmada.

El abogado experto Jorge García, consideró que los familiares de los sobrinos Flores, al ver que EEUU posiblemente tome una decisión severa contra los acusados, estarían comenzando a buscar las maneras para negociar con el gobierno norteamericano.




Dejar respuesta