La fiscal general destituida, Luisa Ortega Díaz, anunció, la mañana de este jueves, que había entregado un documento con una denuncia, por crímenes de lesa humanidad, a la Corte Penal Internacional (CPI), en contra de ciertos miembros del chavismo, incluido el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Al respecto, la abogada solicitó que “se libre orden de captura internacional contra Nicolás Maduro“, así como las demás personas que mencionadas como perpetradoras de los delitos contenidos en la denuncia.

Además del mandatario nacional, Ortega Díaz, en el documento, hizo mención de Vladimir Padrino López (ministro de la Defensa), Néstor Reverol (ministro de Interior, Justicia y Paz), Gustavo González López (director del Servicio Nacional Bolivariano de Inteligencia, Sebin) y Antonio Benavides Torres (jefe de Gobierno del Distrito Capital).

“Han cometido crímenes de asesinatos, torturas, encarcelación, así como un ataque sistemático y generalizado contra la población civil”, puntualizó la ex fiscal de Venezuela, luego de haber hecho entrega de la carta en la sede del CPI.