El gobierno venezolano está compuesto por funcionarios cuya mejor característica es la facilidad para hacer “guisos” millonarios con empresas fantasmas y del estado que miembros del gabinete manejan a su antojo.

Tal es el caso de los millonarios contratos de la Constructora Conkor, durante la gestión como gobernador de Anzoátegui, Tarek William Saab, y e que el ahora fiscal se acuerda solo de lo que “le conviene”.

El ahora fiscal de la ANC no toca la empresa en “su acciones” contra la corrupción, ni siquiera la menciona. ¿La aplicación selectiva de la ley?, así lo aseguró la periodista Maibort Petit, a través de su cuenta en la red social Twitter.

Esta representa otra hazaña más de la “revolución” para hacerse con el poder económico del país.




Dejar respuesta