Hace un mes, la Constitución de la República fue aniquilada por la “Revolución Bolivariana”, una cúpula política que con amenazas, corrupción y petrodólares ha logrado mantenerse los últimos 20 años, fingiendo ser una democracia apegada a la Carta Magna mientras hundía al país en la miseria y una gran crisis humanitaria, con la finalidad de mantenerse en el poder, haciendo una Constitución a imagen y semejanza de un modelo político basado en el comunismo.

A pesar de que la mayoría de los ciudadanos venezolanos que se encuentran en el país y el mundo rechazaron la Asamblea Nacional Constituyente, el chavismo logró su cometido e instaló 545 representantes que además de reformar la Constitución del país, tienen la posibilidad de “reordenar” el Estado venezolano. La “elección” dejó un saldo de más de 10 asesinados.

Así como la mayoría de venezolanos rechazó la ANC, la propuesta de Nicolás Maduro despertó una alerta internacional por tratarse de un “suprapoder” de naturaleza antidemocrática y por ello la mayoría de los países europeos, la Unión Europea y gobiernos del continente americano rechazaron de manera categórica la aniquilación de la democracia en un país que sólo cuenta con el respaldo de 7 naciones a nivel mundial.

En este sentido, fueron un poco más de 13 países los que hicieron público su rechazo a la Constituyente ilegal de Maduro:

  • Estados Unidos, fue el primer país en pronunciarse contra la instalación de la ANC. El gobierno de Donald Trump, además de colocar en practica sanciones contra los participantes de la estafa nacional, anunció a través de un comunicado que “condena” la elección “viciada”.
  • Unión Europea: Todos los países miembros de la Unión Europea expresaron que no reconocerían ninguna decisión tomada por la ANC y tomarían acciones en contra del gobierno de Maduro, como lo hizo Estados Unidos.
  • Chile: Manifestó “su profunda decepción ante la decisión del Gobierno venezolano de haber materializado” la elección de la Constituyente, considerándola ilegitima y que ha profundizado la división en la sociedad venezolana.
  • Perú: No reconoció los resultados de la “votación” de la ANC. Y llamó a una reunión de cancilleres latinoamericanos en Lima el 08 de agosto de este año con la finalidad de analizar la crisis en Venezuela, catalogándola una vez más de antidemocrática.
  • España: Lamentó a través de un comunicado oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, que el régimen haya seguido adelante con la Constituyente, el cual no fue aceptado por la mayoría del país y la cual transgrede visiblemente los principios de la democracia.
  • Canadá: Catalogó de “antidemocrática” la Asamblea Nacional Constituyente a través de un comunicado oficial.
  • Argentina: La “aliada” de Hugo Chávez, ahora rechazó la ANC asegurando que la misma era “ilegal”.
  • México: Desconoció los resultados de la elección y lamentó que el régimen haya organizado comicios “contrarios a los principios democráticos reconocidos universalmente”.
  • Colombia: El país “hermano” de Venezuela dio la espalda a la acción impulsado por el gobierno, instándolo a recapacita y asegurando que tomaría acciones para restituir la democracia en Venezuela
  • Costa Rica: Consideró nulo, ilegitimo e inconstitucional los resultados y el proceso para la creación de la Asamblea Nacional, asegurando no reconocer a la misma ni al régimen.
  • Panamá: Aseguró no reconocer los resultados de la ANC “por su abstencionismo registrado”.
  • Brasil: Su posición ha sido tan firme en rechaza y desconocer el régimen, que hace poco más de dos semanas recibió a Luisa Ortega Díaz en una reunión de fiscales del Mercosur

Vía Venezuela al día




Dejar respuesta