Una adolescente de 15 años, identificada como Jasmine Block y oriunda de Minesota, EE. UU., escapó de sus captores tras 29 días retenida en una caravana donde había sido agredida sexual y físicamente en varias oportunidades.

Jasmine había desaparecido y sus padres habrían reportado la ausencia el pasado 9 de agosto. La joven aprovechó la primera oportunidad en la que sus captores la dejaron sola para escaparse. Los sujetos ya fueron arrestados, según declaraciones de la policía para Efe.

La joven comentó en una entrevista que había escapado cuando sus captores le avisaron que irían a comprar algo a una tienda. Durante su cautiverio, los sujetos abusaron de ella y la amenazaron en repetidas ocasiones e intentaron matarla en tres oportunidades.

La joven logró escapar, pese a estar desnuda y maniatada. Salió corriendo de la caravana y se metió en un lago cercano con la intención de acceder a casas colindantes. Explicó que tras salir del lago continuó corriendo hasta que fue vista por un granjero que conducía por una carretera y le prestó ayuda.

El granjero reconoció a la joven por los carteles que había de ella en todos lados. Los policías explicaron que fue un amigo de la familia, de nombre Thomas Barker, quien engañó a la joven con el propósito de que subiera  su coche para llevarla a la caravana, donde la maniató con cinta de plástico.

Jasmine permaneció encerrada en un armario la mayor parte del tiempo que estuvo retenida, y cuando sdalía era agredida o amenazada por Barker y los otros sujetos, identificados como Joshua Holby y Steven Powers, quienes enfrentan cargos por secuestro, agresión y violación.