La fiscal exiliada, Luisa Ortega Díaz, criticó que el presidente Nicolás Maduro y su esposa, Cilia Flores, se mantengan al frente del país luego de que su familia se viera envuelta en tal escándalo de los “narcosobrinos”, bautizado así por la prensa internacional.

Consideró que cualquier jefe de Estado abandonaría su cargo por lo vergonzoso de tener dos familiares ligados al narcotráfico.

También puedes leer: ¡TE LO MOSTRAMOS! Lo que hizo Nacho cuando visitó El Calvario en Caracas (de vuelta a su infancia +Video)

De acuerdo con lo publicado por El Cooperante, la fiscal destituida por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aseguró que la única razón por la que su despacho no actuó en dicho caso fue porque, a través de los canales regulares, solicitaron obtener información del Gobierno de Estados Unidos, pero el expediente no llegó a tiempo.

Aseguró que el expediente no llegó completo a sus manos. Sin embargo, con lo que tiene logró abrir una investigación que adelanta desde Bogotá, aseguró durante una entrevista ofrecida a la periodista Maibort Petit.

Precisó que algunas averiguaciones recaen sobre funcionarios del Gobierno y otras personas que aparecen involucradas en la conspiración de narcotráfico.

Es importante recordar que al hablar de los “narcosobrinos” se refiere a Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Flores de Freitas, capturados en Estados Unidos con 800 kilogramos de cocaína.

Video que le puede interesar
A esta animadora de La Bomba se le escapó una “lola” en plena transmisión




Dejar respuesta