Tras cientos de protestas de ciudadanos exigiendo la entrega de perniles y combos navideños prometidos por el gobierno, el presidente Nicolás Maduro finalmente dio la cara y reconoció que no entregaron nada.

Maduro responsabilizó al gobierno de Portugal de sabotear el arribo de los perniles al país.

“Nosotros hicimos los planes, y hemos cumplido (…) los juguetes, los bonos (…) desde Portugal nos sabotearon y nos persiguieron los dos barcos que habíamos importado”, dijo en cadena nacional.

Agregó  que pese a estas “acciones facistas” el pueblo seguirá disfrutando de la alegría navideña.

“Nada ni nadie nos va a quitar la felicidad (…) ya arreglaremos cuentas”, finalizó.




1 Comentario

  1. hasta cuando tantas burlas y mentiras este hombre es el propio diablo pero como dice el dicho para cada diablo hay un dios y la gente tan mediocre y miserable q le creen a ese ser maligno q acabo con las navidades del venezolano y la alegria de todos los niños de esta patria

Comments are closed.