El Gobierno de EE.UU. aseguró este miércoles que los activos congelados al vicepresidente Tareck El Aissami, a quien impuso sanciones en febrero por sus vínculos con el narcotráfico, son mayores de lo anticipado y se elevan “a cientos de millones de dólares”.

“El Aissami y Samark José López Bello tenían mucho más dinero de lo que anticipábamos”, dijo a periodistas un alto funcionario del Gobierno de Donald Trump, que pidió el anonimato.En concreto, agregó, “el valor de sus activos congelados es de cientos de millones de dólares”. El funcionario estadounidense subrayó que “es chocante ya que El Aissami tiene una prolongada carrera en el Gobierno”, y “habla a las claras de la descontrolada corrupción y el narcotráfico en Venezuela“.

En febrero, el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, afirmó que las sanciones impuestas a El Aissami y López Bello habían resultado en la congelación de “decenas de millones de dólares” en sus activos bajo jurisdicción de EE.UU., la gran mayoría en propiedades inmobiliarias en el área de Miami y que incluían un avión privado.

El anuncio se produjo a la vez que EE.UU. imponía este miércoles una nueva ronda de sanciones económicas a 13 funcionarios y exfuncionarios del Gobierno venezolano por abusos contra los derechos humanos, corrupción y acciones para minar la democracia, y con el fin de presionar al Gobierno de Nicolás Maduro cuatro días antes de la elección de la Asamblea Constituyente.




Dejar respuesta