El padre católico y periodista José Palmar denunció, vía Twitter, que funcionarios del Sebin lo visitaron y le propusieron que se entregara “libremente” para evitar el uso de la fuerza.

Sin pelos en la lengua, el controversial cura se enfrentó a las fuerzas de seguridad de esta entidad y realizó esta denuncia, y recalcó:

“Échenle bolas si son muy arrechos”.

Ante la actuación de Palmar, las reacciones en la red social fueron diversas. Algunos aplaudieron su osadía y otros lo repudiaron por su anterior simpatía con el gobierno nacional.

Video que le puede interesar
Maduro: “Yo a veces me veo en el espejo y me parezco a Stalin”