Kim In-ryong, embajador de Corea del Norte en la ONU, advirtió que la situación en la península de Corea “llegó al punto de tope”. El embajador de Corea del Norte en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kim In-ryong, advirtió que la situación en la península de Corea “llegó al punto de tope” añadiendo que “la guerra nuclear puede estallar en cualquier momento”.
Kim In-ryong dijo al comité de desarme de la Asamblea General de la ONU que Corea del Norte es el único país en el mundo que ha sido sometido a “una amenaza nuclear tan extrema y directa” desde los Estados Unidos (EE.UU.) desde la década de 1970, agregando que el país tiene derecho a poseer armas nucleares en defensa propia. Asimismo, comentó que EE.UU. ideó un plan para organizar una “operación secreta dirigida a la eliminación de nuestro liderazgo supremo”.
Este año, señaló In-ryong, Corea del Norte completó su “fuerza nuclear estatal y así se convirtió en la potencia nuclear completa que posee los medios de entrega de varias gamas, incluida la bomba atómica, la bomba H y los cohetes balísticos intercontinentales”.

“Todo el territorio continental de EE.UU. está dentro de nuestro rango de tiro y si se atreve a invadir nuestro territorio sagrado, incluso una pulgada, no escapará a nuestro severo castigo en ninguna parte del mundo”, advirtió.
El embajador de Corea del Norte de la ONU calificó el arsenal nuclear y de misiles de su país como “un valioso activo estratégico que no puede ser revertido o canjeado por nada”.

¡CARA E’ TABLA! Ahora resulta que las victimas son ellos

“A menos que la política hostil y la amenaza nuclear de los EE.UU. sea completamente erradicada, nunca pondremos nuestras armas nucleares y cohetes balísticos en la mesa de negociaciones, bajo ninguna circunstancia”, dijo Kim.

Maduro mal visto internacionalmente

Por su parte, el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, dijo el pasado domingo que los esfuerzos diplomáticos dirigidos a resolver la crisis de Corea del Norte “continuarán hasta que caiga la primera bomba”illerson, dijo el pasado domingo que los esfuerzos diplomáticos dirigidos a resolver la crisis de Corea del Norte “continuarán hasta que caiga la primera bomba”