De acuerdo con una resolución del 12 de febrero de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) se establece que, con el ajuste de la unidad tributaria a 500 bolívares a partir del 1° de marzo, el límite máximo de las tarjetas de crédito pasa de 36 millones a 60 millones de bolívares.

En dicha resolución se fijó en 120.000 UT el tope de los financiamientos a través de este instrumento de pago, luego que el consumo por medio de tarjetas de crédito se paralizara ante el avance sostenido de la inflación.

En este sentido, la banca debe actualizar los límites para préstamos a los tarjetahabientes en función del análisis de riesgo que se haga al perfil del cliente.

Recordemos que antes de este ajuste realizado por el Gobierno nacional, y que equivale al 67%, la unidad tributaria se encontraba en 300 bolívares y el tope se establecía en 36 millones, reseñó LaIguana.TV