Aunque el gobernador del estado Táchira, José Gregorio Vielma Mora, anunció esta semana que Colombia y Venezuela estaban afinando los detalles para la apertura del paso vehicular por el “Puente Internacional Francisco de Paula Santander”, para que los ciudadanos colombianos pudieran adquirir gasolina en las dos estaciones de servicio habilitadas para la venta en pesos, la canciller del vecino país, María Ángela Holguín, informó que el tema del combustible no les interesa, por lo que no abrirán paso.

A través de la W Radio Colombia, la representante del Gobierno colombiano dijo: “ese tema de la gasolina no nos interesa, estamos bien… Por ahora no vamos a abrir a vehículos la frontera”.

De igual forma resaltó que no van a dejar que la ciudad de Cúcuta –Departamento Norte de Santander-, limítrofe con San Antonio del Táchira –municipio Bolívar-, se inunde de gasolina producto del contrabando, al tiempo que afirmó estar consciente de que la frontera es vulnerable a lo que pase entre Colombia y Venezuela.

Holguín destacó que están creando un plan económico para que Cúcuta deje de depender tanto de Venezuela, y mire más hacia el resto de Colombia.

Por su parte, el alcalde de Cúcuta, Mauricio Franco, aseguró que no permitirán el ingreso de combustible por contrabando, por lo que mantienen activa a la Policía Fiscal Aduanera, sobre todo para evitar una competencia “desleal” con el precio de la gasolina que está siendo subsidiada por el gobierno colombiano.

“El gobierno colombiano no ha recibido ninguna información del gobierno venezolano, por lo que no ha pasado de ser un anuncio del gobierno venezolano, porque la administración municipal no ha recibido de ninguno de los ministerios, ninguna comunicación al respecto”.

El gobernador Vielma Mora se pronunció al respecto, manifestando que la apertura de los puentes depende netamente de Colombia.