El ministro de Negocios Extranjeros de Portugal, Augusto Santos Silva, respondió este jueves a la acusación del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sobre el presunto sabotaje por parte del país europeo con el envío de perniles a la nación caribeña.

Según reseñó el Diário de Notícias, el representante del gobierno luso aseveró que no tiene “ese poder de sabotear el pernil” y aseveró que “vivimos en una economía de mercado. Las exportaciones les competen a las empresas“.

Sostuvo que averiguará lo ocurrido en la embajada de Portugal en Venezuela, pero destacó que “obviamente no hay ninguna intervención política, el Gobierno portugués no interfiere en el pernil”.

El Gobierno portugués no exporta pernil ni a Venezuela ni a ningún país del mundo“, aseguró Santos Silva en el Sexto Foro de Graduados Portugueses en el Extranjero, en la ciudad de Lisboa.