La eliminación de la tasa Dipro tendrá efectos devastadores en el bolsillo de los venezolanos, al punto que algunos economistas estiman que la inflación al cierre del año podría acercarse a 30.000%, publica talcualdigital.

La opinión de los analistas es unánime: muy a pesar del poco efecto que tuvo en la economía real el dólar protegido (Bs. 10 por dólar), la eliminación de esta tasa cambiaria acelerará de manera agigantada la inflación, al punto que muchos expertos estiman que este indicador podría superar fácilmente el 20.000%.

“Veremos una aceleración de precios aun mayor a la observada en los primero días de enero porque todos los precios tendrán como referencia la nueva tasa”, afirmó el economista y profesor de la Universidad de Los Andes Ayesterán

De hecho, el catedrático estima que el umbral de la inflación podría incluso acercarse a 30.000%, dejando muy atrás las más pesimistas proyecciones e incluso haciendo que el 13.000% calculado por el FMI sea apenas un atisbo de lo que veremos en los primeros meses del año.

Destacó Ayesterán que la aceleración se basa en la previsión que tomarán muchas empresas para defenderse de la inflación, así como la grandísima demanda de dólares que habrá de la nueva tasa resultante de las subastas Dicom, mecanismo que llamará a su primera pujo esta semana.

Este lunes, el Banco Central de Venezuela dio a conocer el Convenio Cambiario N° 39, que entre otras cosas deroga el anterior Convenio N° 35 que establecía la tasa preferencial de Bs. 10 por dólar, tas fue casi exclusivamente utilizada por el gobierno para realizar sus importaciones.

Lea también: Precio del euro en el Dicom será determinado por la oferta y la demanda

Por su parte, el también economista y diputado a la AN José Guerra, afirmó que sin duda la eliminación de la tasa Dipro tendrá un efecto inflacionario “muy importante”, asegurando que el indicador de precios superará con creces las estimaciones hachas hasta ahora.

Opinó que la devaluación implícita en el nuevo convenio es una media fiscal que sólo busca permitir a Pdvsa vender dólares más caros ante la sequía de fondos para hacer frente a los compromisos del gobierno.

Entretanto, la economista Tamara Herrera, consideró que si bien la medida es acertada porque elimina la “grosera fuente de asignación de divisas baratas”, propiciará un alza de la inflación sin precedentes.

“Presumo que habrá un salto importante en el nuevo tipo de cambio”, dijo la directora de la firma Síntesis Financiera en entrevista radial, y aunque prefirió no arrojar cifras estimó que estará muy por encima de los Bs. 3.500 por dólar establecido como piso en la última subasta del Dicom, e incluso más allá del precio de Bs. 11.311 fijado como techo.

De allí que aboga para que haya un precio realista de ese dólar, de manera que pueda ser atractivo para que los privados –únicos ofertantes en el nuevo mecanismo- puedan sentirse motivados a hacer sus aportes y poder nutrir el fondo que alimentará la subasta.