Durante 2017, los guisos de la familia de la primera dama, Cilia Flores, salieron a flote. Uno tras otro, los más allegados a la constituyente han dejado plasmados sus pasos en los guisos de la revolución. Desde el escándalo de los “narcosobrinos”, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, destapado en 2015, hasta el más reciente, Gilson Mauricio Barroeta Flores, detenido pocos días atrás. Estos son los prontuarios de los familiares corruptos de Cilia que saltaron a la “fama de los guisos” en 2017.

Walter Jacob Gavidia Flores

Hijo de la “primera combatiente”, y exdirectivo de la Fundación Pro-Patria 2000, creada bajo el gobierno de Hugo Chávez con el fin de gestionar las problemáticas infraestructurales en las comunidades de bajos recursos, estuvo envuelto en un escándalo de corrupción por la “pérdida” de USD 4.275.000, los cuales, formaban parte de un contrato cancelado a una compañía para habilitar 47 ascensores en varios edificios residenciales, entre Caucaguita y Araguaney. 

Tras suministrar este monto, Gavidia Flores, junto a su primo, Carlos Erick Malpica Flores, y otros directivos de la socialista, solicitaron el reembolso de los más de cuatro millones de dólares, alegando que la Gobernación de Miranda había quedado en manos de un opositor, Henrique Capriles Randonski. Aunque este guiso se efectuó entre 2012 y 2013, apenas en 2016 la periodista Maibort Petit sacó a relucir el caso.

Eduardo Gámez Flores

En febrero, el presunto Teniente Coronel de la Guardia Nacional (GN), fue denunciado por adquirir “ilegalmente”, con dinero de empresas públicas, oro y diamantes. Según publicó el diario español ABC y reseñó Infobae, la denuncia la hizo uno de los testigos directos de las transacciones, el primer teniente Jesús Curvelo, quien abandonó Venezuela luego de mostrar evidencias de que su vida corría peligro.

En ese sentido, Cuverlo precisó en una carta enviada a la Asamblea Nacional (AN), que Gámez Flores integra una presunta red dirigida por dos altos mandos retirados del Ejército: “El general Francisco Rangel Gómez, gobernador del estado de Bolívar y su comisionado especial para el sur del estado, el también general Julio César Fuentes Manzulli”.

Marco Antonio Campo Flores

Hermano de uno de los “narcosobrinos”, Efraín, este sobrino de Cilia Flores, fue vinculado  al contrabando de oro y gasolina en Puerto Ordaz, estado Bolívar. Según Maibort Petit, Marco Antonio participó en el negocio minero ilícito, donde hay aproximadamente 81,4 millones de onzas de oro y cuya explotación debería estar bajo la dirección de la Corporación Venezolana de Minería.

El hombre de 37 años de edad, vive en la urbanización La Esmeralda, en la parroquia San Diego, estado Carabobo. Desde el pasado 17 de marzo, viaja constantemente a Caracas, ya que sería candidato para ser nombrado juez de control en Caracas por decisión de Nicolás Maduro. “Marcos Campo Flores ha sostenido reuniones con varios magistrados del TSJ”. Este sobrino “joya” de Cilia, estudió Derecho en la Universidad José Antonio Páez, UJAP y estuvo enchufado en el CNE de Carabobo. En junio, el “rojito” celebró su boda en la Isla de Coche como toda una celebridad.

Carlos Erik Malpica Flores

De acuerdo con El Pitazo, además de ser sobrino de Cilia, es el actual tesorero de la República y administrador de las finanzas de Petróleos de Venezuela S.A. Es uno de los funcionarios sancionados por el Departamento de los Estados Unidos de América.

En su perfil, se detalla que “durante 10 años ha sabido ocultar su rostro y cuidar con celo los detalles de su gestión. Su nombre comenzó a resonar hace poco, luego de que dos jóvenes parientes de la Primera Dama fueran detenidos por presunto narcotráfico en Nueva York. Hoy su identidad queda al descubierto, al mismo tiempo que una serie de negocios en Panamá asociados a sus familiares”.

Gilson Mauricio Barroeta Flores

Fue detenido por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), en la urbanización Colinas de Santa Rosa, en Barquisimeto, estado Lara, por presuntos ilícitos cambiarios y estafas.

En el allanamientos, los efectivos de inteligencia hallaron 16 maquinas de Bitcoin, usadas para minar el mercado de monedas, altas sumas de dinero y varios portes de armas largas emitidos por la Dirección de Armas y Explosivos (DAEX).  Barroeta Flores, estaba siendo investigado por su presunta vinculación con Cadivi e ilícitos cambiarios.

Según una investigación de Runrunes, el sobrino de la constituyentista, también está vinculado a Efraín Campos y Franqui Francisco Flores, presos en Nuevas York por narcotráfico. El señalado, fue  mencionado más de tres veces en un documento presentado por la Fiscalía estadounidense ante la Corte del Distrito Sur de Nueva York. Resulta que en las conversaciones extraídas de los teléfonos incautados a los “narcosobrinos”, apareció un contacto llamado “Gilson”, quien le suministraba armas de fuego.

En febrero de este año, Barroeta Flores fue detenido y acusado por extorsión, agavillamiento y tráfico ilícito de armas, y además de fue señalado como el proveedor de armas de sus primos imputados en Nueva York, sin embargo, días después fue puesto en libertad de manera irregular.

Bladimir Flores

Es inspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), y fue relacionado por la DEA con el polémico caso de los “narcosobrinos”. El primo de Cilia, salió a relucir en los titulares nuevamente por ser el padre de Jericó Flores, presunto asesino de Yennimir Edelmira Aquino Díaz, quien era su cónyuge.

El incidente ocurrió cuando el sobrino de la primera dama, se apersonó en una fiesta en el sector Boquerón de Brisas de Propatria, específicamente en la casa que ocupó la madre de la constituyente y abuela de Flores, a la que no se le permitió el ingreso, por lo que sacó su arma y disparó a los presentes, resultando heridas cuatro personas y fallecida su pareja.




2 Comentarios

Comments are closed.