El periodista Javier Ignacio Mayorca reveló que el director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Douglas Rico, introdujo un nuevo control para la manipulación de los registros del Sistema Integrado de Información Policial (Siipol) con la que se regula la cantidad de funcionarios policiales autorizados para hacer las consultas.

“En una circular interna, dispuso que los operadores debían llevar también un cuaderno manuscrito con los datos sobre las personas que estaban haciendo las solicitudes de información, así como las fechas, horas y demás detalles. Ya en 2016 habían comenzado las restricciones para las búsquedas a través de este sistema, pues era claro que la información manejada posee un valor muy elevado, en virtud de los antecedentes penales de muchos de los altos representantes del régimen”, explicó el comunicador a través de una publicación en su blog Crímenes Sin Castigo.

Esta medida surgió luego de que se iniciara una investigación contra tres detectives en Táchira por presuntamente haber participado en la búsqueda de los antecedentes penales del constituyentista Diosdado Cabello y otros funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro.