El enorme volumen de casos de crímenes financieros (lavado de dinero, fraude, pago de sobornos y cualquier otro tipo de operaciones ilícitas) que implican venezolanos conectados con el régimen de Nicolás Maduro constituyen un reto a la capacidad de las agencias federales norteamericanas que se encargan de investigar y procesar esos casos ante la justicia estadounidense.

En un informe realizado por la organización no gubernamental Freedom House, con sede en Washington DC, se informa sobre la existencia de un récord de inversiones y actividad en territorio norteamericano vinculado a altas figuras del chavismo y el actual madurismo, entre quienes se encuentra el vicepresidente Tareck El Aissami, publicó la periodista Maibort Petit en Venezuela al Día. 

El segundo al mando en el Ejecutivo Nacional es acusado por la administración de Donald Trump de estar implicado en tráfico de narcóticos. El Departamento del Tesoro reveló que había decomisado bienes y empresa con operaciones y bienes por varios centenares de millones de dólares tanto en territorio norteamericano y en otros países. Según el texto a El Aissami le fueron confiscadas al menos cinco corporaciones registradas en la Florida propiedad del presunto socio Samark López, también sancionado por el Departamento del Tesoro.

Tres de esas compañías eran propietarias de tres condominios de lujo en Miami, mientras que otra era la propietaria de un avión Gulfstream valorado en $9 millones. Los condominios confiscados, ubicados en la avenida Brickell, tenían un valor de $1.5 millones, $1.7 millones y $3.4 millones respectivamente. También le fue confiscado un yate de lujo valorado en $16 millones. Adicionalmente, fue confiscada una mansión de nueve habitaciones y nueve baños, en el exclusivo sector de Gables Estates, en el sureste de Miami, por un valor de $16.5 millones.

A nivel internacional, el decomiso y congelamiento de propiedades, empresas y cuentas bancarias relacionadas a El Aissami podrían llegar a $3 billones, según estimaciones del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.




1 Comentario

Dejar respuesta