Las sanciones que impuso Estados Unidos al jefe de finanzas de la estatal PDVSA han bloqueado algunas de sus exportaciones de crudo, ya que bancos y fondos de inversión estadounidenses se niegan a entregar cartas de crédito a potenciales compradores del petróleo venezolano, dijeron tres fuentes financieras, reseña Reuters.

Las empresas estadounidenses tienen prohibido tratar con personas o compañías sancionadas por Washington.

Una de las fuentes dijo que la sanción que se aplicó en específico al vicepresidente de finanzas de Petróleos de Venezuela (PDVSA), Simón Zerpa, estaba disuadiendo a algunas firmas de hacer negocios con la compañía, ya que muchas de las transacciones están vinculadas al departamento que él dirige.

Un envío venezolano de petróleo a Estados Unidos fue bloqueado este mes, cuando instituciones financieras se negaron a entregar cartas de crédito a los clientes de PDVSA, dijeron las fuentes.

Las cartas de crédito, emitidas por los bancos, garantizan al vendedor que sus compradores pagarán a tiempo una cantidad determinada, cuando aceptan un envío.

Sin ese respaldo, los despachos no pueden ser entregados y el remitente no recibe el pago, vital para el caso de PDVSA, que requiere con urgencia el efectivo, pues es la principal fuente de divisas de su país.

Cuando el refinador estadounidense PBF Energy no pudo obtener una carta de crédito para conseguir que se descargara un cargamento de crudo venezolano en un puerto en Estados Unidos, parte del petróleo quedó en un tanquero.

El buque Suezmax Karvounis ha estado anclado en el Golfo de los Estados Unidos por más de un mes. Una parte de la carga se despachó el 23 de agosto en Nueva Orleans, según datos de seguimiento de tanqueros de Thomson Reuters.

Un operador con conocimiento del acuerdo dijo que PBF Energy finalmente aceptó prepagar la carga, eliminando la necesidad de una carta de crédito. Pero no quedó claro qué pasaría con el resto del petróleo.

Algunos clientes estadounidenses pueden importar sin una carta de crédito, si cancelan por adelantado el envío.

Este mes Estados Unidos aplicó las primeras sanciones económicas a Venezuela, que entre otras medidas, prohibió futuras operaciones de deuda del gobierno y bonos emitidos por PDVSA.

El impacto de las sanciones

Es posible que un próximo paso sea aplicar otras sanciones financieras contra el gobierno venezolano para buscar suspender los pagos en dólares al país por la venta de su petróleo, bloqueando al gobierno una de sus principales fuentes de divisas; o una prohibición total de las importaciones de petróleo a Estados Unidos, el mayor cliente de Venezuela.

El efecto de las sanciones podría impactar otros despachos si los bancos se niegan a otorgar cartas de crédito a empresas que tienen una relación comercial con PDVSA, dijeron las fuentes.

En paralelo, las compañías petroleras extranjeras que financian proyectos en Venezuela y las entidades financieras que negocian con PDVSA, estarían evitando firmar acuerdos que pudieran involucrar a Zerpa, agregaron los consultados.

La gigante petrolera China National Petroleum Corporation (CNPC) habría decidido no financiar algunas operaciones en la empresa de la que es socia de PDVSA en Venezuela, dijo una fuente de la petrolera estatal venezolana.

Ni la compañía venezolana, ni el Ministerio de Información respondieron a las solicitudes de comentarios. Zerpa no estuvo disponible de inmediato para comentar.

“PDVSA se enfrentará a problemas adicionales por simplemente mantener a una persona sancionada como jefe de finanzas”, dijo Jorge Piedrahita, director ejecutivo de la firma Gear Capital Partners, que ha estado involucrado con la deuda venezolana durante años.

“Incluso los rusos y el Banco de Desarrollo de China deben estar preocupados por firmar algo con él, ya que pueden estar sujetos a daños colaterales producto de las sanciones”.

Un estrecho aliado de Maduro, Zerpa, de 34 años, fue escalando en las posiciones de Gobierno hasta asumir la presidencia del fondo bilateral Venezuela-China, con el que Beijing financia a Caracas y a cambio recibe pagos en envíos de crudo y combustible.

Venezuela ha recibido más de 60.000 millones de dólares en préstamos desde China, la mayoría por esa vía, lo que le valió a Zerpa el apodo de “Zerpa, el chino”.

Otras dos fuentes financieras agregaron que para la compañía petrolera resultaría imposible negociar un refinanciamiento de deuda, incluso antes de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos, al mantener a Zerpa al frente de las finanzas de la petrolera.

Incluso actividades tan básicas como una conferencia telefónica con tenedores de bonos de la petrolera, son ahora esencialmente impensables, dijeron las fuentes.

Las sanciones contra Zerpa están teniendo efectos en Wall Street, y también afectan las importaciones de alimentos y medicinas a Venezuela a través de los fondos que él dirige, comentó Delcy Rodríguez, presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente que inició funciones en agosto.

“Esto no se hizo para afectar a los funcionarios venezolanos, sino más bien a toda la población”, afirmó Rodríguez esta semana.

Zerpa también ha ocupado otros puestos claves en el Gobierno socialista, entre ellos la máxima posición en el estatal banco Bandes, y en el Fondo Nacional de Desarrollo Económico, Fonden.

Los diputados opositores, que son mayoría en el Congreso, muestran a Zerpa como un ejemplo de cómo el “socialismo del siglo XXI”, que inició el fallecido presidente Hugo Chávez y continuó Maduro, ha permitido que figuras políticas no preparadas asuman cargos de poder en acuerdos financieros.