Las protestas por la escasez de alimentos y por la falta de los CLAP navideños no se detienen. Esta vez, vecinos de las zonas aledañas a El Cementerio de Caracas se lanzaron a las calles para exigir respuestas del gobierno nacional.

Entre los aspectos que reclaman se encuentra la problemática del acceso a los alimentos, la falla en la entrega del pernil prometido por el ejecutivo y e rechazo de lo juguetes que entregó el gobierno a los niños, ya que los consideran de mala calidad y muchos niños no recibieron porque no alcanzaron.

Los ciudadanos cerraron las avenidas Victoria y Nueva Granada de Caracas.

Entre otros temas, muchos reclaman que tienen fallas con el agua y problemas de salubridad en la zona.

También reclamaron muchos que votaron en las elecciones municipales por los alcaldes oficialistas porque les prometieron el conocido “bono de los 500 mil” y tampoco lo recibieron.