El consumo de granos es muy importante para los seres humanos, pues además de aportarnos carbohidratos, vitaminas, minerales, fibra dietética y antioxidantes, también se le atribuyen diversos beneficios para la salud.

Actualmente, se consiguen en los alrededores de algunos comercios de los mercados municipales de Quinta Crespo y Catia, pero su alto costo ha hecho que los consumidores disminuyan su ingesta.

En algunos establecimientos del Mercado de Quinta Crespo, se ofrecían ayer distintas variedades del rubro que no escapan de la especulación. En bolsas transparentes de un cuarto de kilo, medio kilo y kilo se ofrece el producto a los caraqueños.

Las arvejas son las más ostentosas, pues el kilo alcanza los 19 mil 200 bolívares, mientras que el medio se comercializa en 9.600 y el cuarto en 4.800.

A grosso modo, los precios de los granos están aumentando semanalmente a razón de mil bolívares el kilo. Las caraotas negras se expende en Bs. 14 mil por kilo, las lentejas en 12 mil y el quinchoncho en 8 mil bolívares.

Luz María Peña, habitante de la parroquia San Juan, se quejó de esta situación. “De verdad pienso que algunos comerciantes están exagerando y se aprovechan del pueblo, los granos también se están volviendo incomprables y entonces yo me pregunto ¿qué será lo que vamos a comer?”.

Al ser consultado acerca de los excesivos costos del rubro, un comerciante del lugar expresó: “Yo tengo que vender de acuerdo con el precio que me pongan a mí los mayoristas y todo sube”.

En el lugar, también se expenden algunas marcas comerciales a precios elevados. Las caraotas rojas y negras marca Mary de 500 gramos están entre Bs. 6 mil 850 y 5 mil 500, las blancas se consiguen en 5 mil 518, pero si desea adquirir arveja marca Gaby de 400 gramos, debe desembolsillar 9.418 bolívares.

El frijol chino, la lenteja y el frijol pico negro son las opciones más económicas al ofertarse por tan solo Bs. 3.631, 3.121 y 2.786 respectivamente.

La señora Eugenia Rodríguez, quien se encontraba realizando sus compras, consideró que la diferencia de precios viene como consecuencia de las guarimbas y la guerra económica .

“Aquí no hay un control de precios que regule. No es posible que cada vez que hay un aumento de sueldo, todo amanece todo más caro. La intención de algunos comerciantes es contribuir con la guerra económica ”, opinó Rodríguez.

 

En el Mercado de Catia, se consiguen menos variedades de granos, no obstante, el costo del producto es mayor.

 

En un comercio se expende un kilo de frijol bayo sin marca comercial en Bs 6 mil 500. La misma cantidad de frijol punto negro tiene un precio de 7 mil 600, mientras que la del frijol chino es de 6 mil bolívares.

 

La presentación comercial de un kilo de caraotas negras tiene un precio de Bs. 8 mil 500, el quinchoncho en 4 mil 900 y las lentejas se ubican en 3 mil 500.

 

Francisco Molina, vecino de la zona, lamentó que el precio de estos productos se hayan elevado tanto. “Antes nadie le paraba a los granos y casi que te los regalaban, ahora que la carne está cara y esto es una opción, los comercios lo suben bastante”.




Dejar respuesta