Esa pequeña isla que se observa la mañana de este miércoles dentro del ojo del huracán Irma, categoría 5, es Barbuda, donde se esperaban efectos “potencialmente catastróficos” de acuerdo al Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC).

Irma cruzó Barbuda sobre las 02.00 hora local (06.00 GMT) con vientos máximos sostenidos de 295 kilómetros por hora.

Reportes indican que este potente fenómeno metereológico pudo haber arrasado con toda la tecnología de comunicaciones en el lugar, impidiendo reportes inmediatos y reales de quienes están allí, luchando para proteger sus vidas del más potente huracán que se haya registrado en la zona.

También puedes leer: ¡ENTÉRATE! Las fotos por las que Diosa Canales fue llamada “vende patria”

Las previsiones de daños son funestas y la falta de noticias desde la isla es altamente preocupante.

Al parecer, la emisora caribeña de radio ABS, con antena en la cercana isla de Antigua, confirma que ya han pasado tres horas desde el último contacto con Barbuda.

“Una emisora local de Antigua [isla cercana a Barbuda] dice que no han recibido ni una palabra aún desde Barbuda. El huracán pasó justo por encima”, señala un usuario a propósito de este preocupante silencio.

Algunas imágenes compartidas en la misma red social evidencian el paso del huracán justo sobre la isla, lo cual permite suponer que la magnitud de los daños ocasionados es muy elevada, más suficiente para la destrucción de las estructuras básicas de comunicación.

“Espero que todo el mundo haya sido evacuado de las islas de Barbuda, San Bartolomé, Anguilla y San Martín. Se espera una destrucción completa a causa de Irma”, publicó otro usuario.

Barbuda tiene unos 1600 habitantes y una extensión de 160 kilómetros cuadrados. El ojo del huracan presenta un diámetro estimado de unos 45 kilómetros.

En Barbuda viven 1.645 personas y hay 545 viviendas de acuerdo al último censo de 2011.