La madre de Darwin Alejandro Maldonado, de 2 años, natural de San Cristóbal, estado Táchira, se encuentra pidiendo ayudas para poder trasladar el cuerpo de su hijo hacia Venezuela, luego de que el pequeño falleciera el pasado 8 de febrero en Bogotá, Colombia.

Se trata de una familia que se fue al vecino país huyendo de la crisis que se vive en Venezuela; el padre viajó primero y al cabo de dos meses logró llevarse a su esposa e hijo.

Una vez en Bogotá, el pasado 5 de febrero los padres llevaron a su pequeño a una sede de servicio social para colocarle unas vacunas que le hacían falta al menor, en total cinco inyecciones; alguna le provocó al niño una reacción que complicó su salud. Dos días después falleció.

Ahora necesitan traerlo a San Cristóbal para su sepultura, pero el traslado cuesta 1.800.000 pesos colombianos. Para reunir esa cantidad de dinero se encuentran pidiendo colaboraciones a personas e instituciones.

A través del contacto telefónico 0424-7374238 se están recibiendo las colaboraciones.