Si ‘La guía definitiva de las posturas sexuales’ se te quedó corta o, mejor aún, ya has probado las 19 posiciones, estás de suerte. Hoy te traemos una nueva que te va a encantar. Ambos gozaréis al máximo, prometido.

Se trata de la postura del acordeón. Para llevarla a cabo, el hombre se coloca boca arriba, tumbado, con las rodillas flexionadas hacia el pecho. La mujer se sienta a horcajadas y de cuclillas sobre la cadera de él. Los muslos de ambos están en contacto. Ella ha de flexionar las rodillas y hacer el movimiento de arriba a abajo, llevando el control absoluto de la penetración.

Es una posición muy placentera para ambos, sobre todo para ella, pues el pene roza la pared vaginal más sensible.

Tras probarla, podemos decirte que ‘el acordeón’ tiene cosas buenas y malas, porque, como en todo, no es oro todo lo que reluce. ¿La parte positiva? Para ella, máximo placer y el control del coito. Para él, la comodidad y las vistas estupendas de los pechos de su pareja. ¿Lo malo? Para ella, el esfuerzo físico que hace. Esta posición requiere tener cierta fuerza en piernas y abdomen, y si ella no entrena regularmente se cansará pronto.

Como consejo: mantener el contacto visual. Es una posición muy erótica para ambos, y no es bueno que perdáis ni un segundo de vista la cara del acompañante.




Dejar respuesta